martes, 7 de septiembre de 2010

LOCUTORES EN BÚSQUEDA DE IDENTIDAD: SAL, ¿DISIDENTE?

Siempre, en todos los órdenes, ha habido “factores” que inciden en la marcha de las instituciones. O, visto desde otro ángulo, aquellos que han desembocado en encasillamientos que, con el paso del tiempo, pasan a constituir obstáculos, apartando, de alguna manera, a una porción de los “beneficiarios” del quehacer de una agrupación.

Sin que eso pueda catalogarse de esa, algo está pasando con la SAL, o lo que es igual la Sociedad Argentina de Locutores. Y si no hay rebelión en la granja, pareciera que la cosa no le anda demasiado lejos.

Tal es así que, como cíclicamente suele suceder (en la generalidad; no en lo particular), están alzándose voces (paradójicamente por escrito, tratándose de locutores) que denuncian un movimiento.

Pablo Matus, que anda en el tema por acá, nos citó la intención de defender la actividad de los "locutores y operadores de oficio", fundamentalmente.

Hay un grupo local con intención de formular una asociación que defienda el interés global, así podría definírsela, y no solamente el de algunos.

Vimos, en Facebook, que desde Córdoba se han manifestado también; y algo tiene que ver Fernando Zabala en eso.

Lo cierto, aunque existe promesa de algún futuro encuentro y de una segura “declaración”, que servirá para puntualizar que hacen unos (¿la SAL oficial?) y qué piden otros (los disidentes), es que hay como un llamado de atención (un alerta, podría decirse de otra manera), porque no todo está como debiera, y hay quienes quieren que la cosa cambie, para bien de todos.

Podría suponerse que la “SAL disidente” no quedará en un apronte solamente, sino que buscará que “locutores por su identidad” vaya un poco más de lo que pueda tomarse como un slogan. El movimiento se demuestra andando, dicen, y el camino, aún con las dificultades propias de toda búsqueda de reivindicaciones, está para ser transitado.

No hay comentarios: