sábado, 14 de agosto de 2010

SE ABRIÓ EL LIBRO DE PASES: DE MUDANZAS Y OTRAS YERBAS...

Luego de hacer más de un “rango y mida”, sorteando chicanas judiciales, la nueva ley de servicios de comunicación audiovisual ya comenzó a tener plena vigencia (sólo resta que zafe de una impugnación judicial al artículo 161 sobre desinversión empresaria).

Claro que esto traerá no pocos dolores de cabeza a los empresarios bahienses que bajan señales de emisoras de la Capital Federal (franquicias) que tendrán que reacomodar la actual programación ya que el 70 por ciento de los contenidos deberán ser producciones locales. Y hoy las emisoras en esa condición no llegan, siquiera, al 30 por ciento.

Los dos más perjudicados, sin duda, serán Marcelo Wischñevsky (baja las señales de la 10, la Red, Mitre y Del Plata) y Diego Salvadori (Continental y 40 principales).

Lo cierto es que no sólo deberán generar productos locales, si no que "tanques" como los programas de Víctor Hugo Morales, Fernando Bravo, Chiche Gelblung, Oscar González Oro o Nelson Castro -sólo por citar sólo algunos peso pesado- deberán ser levantados o, en el mejor de los casos, grabados y emitidos de manera diferida en los horarios marginales de la programación.

Así las cosas, y para cumplir con la ley, estas seis FM señaladas deberán, entre todas, sumar no menos de 40 productos de generación local. La pregunta que cabe formularse es si en la ciudad hay 40 periodistas o conductores/as en condiciones de desarrollar programas profesionales de diferentes formatos y temáticas. Y deberá concluirse que no.

Para peor estos dos empresarios tampoco podrán echar mano a los chicos que en los últimos tres o cuatro años egresaron de las carreras de comunicación social. Porque no están “rodados”; porque les falta experiencia; porque no son conocidos; y porque primero deberán pasar por las “inferiores” del oficio: movileros o asistentes de producción. Y si cayeran en esa tentación correrían el riesgo de bajar la calidad de la programación, lo que significaría no sólo caída de audiencia si no desvalorización monetaria de la pauta comercial rotativa.

Otra posibilidad es que tanto Wischñevsky como Salvadori repasen las grillas de programación de las denominadas FM de la “segunda división”. Y en estas emisoras es posible que encuentren algo de lo que indefectiblemente deberán incorporar. Incluso ya ha sido tentada una conductora que encabeza un interesante programa periodístico.

Y finalmente ambos empresarios siempre tendrán la posibilidad de tentar algún programa de la competencia. Lo que ya ha ocurrido con un exitoso programa de la tarde al que interesaron para cambiar de bando.

Hay otras especies dando vuelta relacionadas con los medios radiales de la ciudad. Sin confirmar, se dice que un exitoso programa, de la primera mañana, dejaría la FM top donde ha militado durante 15 temporadas para pasar a una FM de la “segunda división” que, incluso, no tiene chapa ni de periodística ni de informativa (¿…?). De ser esto verosímil la FM top lo reemplazaría con un periodista de vasta trayectoria que actualmente se desempeña en una estación de frecuencia modulada y también en la tele.

Y la del estribo tiene que ver con la gráfica. Aparentemente desembarcaría en la ciudad un conocidísimo diario de tirada nacional que produciría un suplemento local. ¿Conmoción en la prensa escrita?. Alguna vez tendía que ser, con algo que valga la pena. El tema es que acierten con quién encaminarlo y que sea alguien que conozca el oficio, no por haber pasado por un curso, sino por haberse formado en la práctica, algo imposible de obtener aunque se relean muchos libros.

No hay comentarios: