jueves, 26 de agosto de 2010

CON ALTO RATING, "BOTINERAS" TUVO UN ESPERADO FINAL FELIZ





BUENOS AIRES (Reporter).- De la mano de un desenlace que no defraudó a los fanáticos, pero que se mantuvo fiel al género y no incluyó mayores sorpresas, concluyó, este miércoles (25), por la pantalla de Telefé la ficción "Botineras".

La tira, que comenzó como una gran promesa en las noches de la emisora de la calle Pavón y sufrió más de un traspié antes de estabilizarse, se despidió con un episodio doble en el que cada personaje se encontró con su destino.

El centro de la atención giró alrededor del enfrentamiento de Chiqui (Nicolás Cabré) y Tato (Damián de Santo) en el cementerio y de la pelea entre Nino (Gonzalo Valenzuela) y Laura (Romina Gaetani) en un viejo aserradero.

Por el lado del crack y su ex representante, el jugador consiguió adivinar
el plan de fuga de su ex amigo y le ganó de mano, exponiéndole la verdad de todos los crímenes cometidos, incluida la muerte de su padre.

Acorralado, Tato tuvo que confesar sus crímenes y reconocer sus errores. Pero en vez de entregarlo a la Policía, Chiqui le quitó todo el dinero que había guardado en la tumba de su madre y lo dejó huir.

Nino, en cambio, terminó a los disparos con Laura, quien pudo controlar su
temple y no cometió justicia por mano propia, sino que lo mantuvo vivo
para que fuera detenido, ganando así un ascenso a comisario.

Mientras el malvado abogado terminó recluido en la cárcel de Ezeiza, con
cadena perpetua e intentando sin éxito que lo declaren insano, Marga
(Isabel Macedo) también quedó tras las rejas y allí dio a luz a su hija.

Chiqui se hizo cargo de la beba y decidió llevársela a España, mientras El
Flaco (Cristian Sancho) y Lalo (Ezequiel Castaño) afianzaron su amor
prohibido. También se pudo ver a Tato en Paraguay, buscando promesas en
los potreros guaraníes.

En medio de esta sucesión de desenlaces felices, sólo sorprendió que la
pareja central -la de Chiqui y Laura- no pudiera "comer perdices" después
de tantos desencuentros.

Tras el casamiento de Mercedes (Leonora Balcarce) y Anguila (Tomas Fonsi),
los dos se despidieron sin besos ni abrazos, sólo con la promesa volverse
a ver. Pero la imagen final los mostró a ambos tomando caminos separados,
lejos de un reencuentro.

Un cierre que prometía ser más arriesgado para una tira que en su último
episodio lideró con comodidad la audiencia nocturna, con un rating que en
el minuto a minuto arrojó picos de más de 26 unidades.

FOTOS

Laura (Romina Gaetani) tuvo su premio: ser comisario (Telefé).

Chiqui (Nicolás Cabré) fue uno de los pocos personajes de "Botineras" sin final feliz (Telefé) .

No hay comentarios: