sábado, 10 de julio de 2010

HACIENDO ZAPPING…

De vez en cuando (no siempre) se nos ocurre repasar lo que está vigente, en los medios. Por caso, escuchábamos, este viernes (9), en cuántos programas hace locución, y/o animación, Marta Rodríguez.

Se la escucha, por estos tiempos, en el espacio de la tarde (16 a 19), de AM 840, pero después de una pausa (la que ocupan Radiovisión), vuelve a estar de 21.30 a 24, en la misma sintonía, haciendo, con Mario Galeani, “Noche a noche”.

No sólo eso, los sábados, de 9 y monedas y hasta el mediodía, suele estar de “Entretiempo”, junto a Daniel García y el legendario Alberto Francisco Ochoa, que acompañan a Sergio Buyanovsky. Por si todo eso fuera poco, un rato después, los sábados también, se la ve en “Toda la gente” (13 a 14, Canal 7), el programa socialero de televisión. ¿No es demasiado?.

Una buena, sí, es saber que Diego Hernán Vita, alejado de la primera emisora bahiense (primera por antigüedad, entiéndase bien, porque el mérito son los 80 años), “subirá el volumen”, pero en frecuencia modulada.

El relator, que se fue de los 840 al terminar la campaña de Olimpo en la Primera B Nacional (ya no estará allí en la próxima intervención aurinegra en la “A”), hará lo que más le gusta, pero en Radio Universal.

Diego empezará por seguir, adentro y afuera (como local y como visitante), la trayectoria de Bahía Blanca Estudiantes, en la Liga Nacional 2010/2011. Hace dos décadas que eso no ocurría en la cobertura del albo, histórico protagonista de la divisional de elite del baloncesto argentino.

Eso supone, sin duda, un adelanto. Porque, además, podría entenderse que estar al instante con el seguimiento de dobles y triples ya no dependerá de otros imponderables, como que el quinteto bahiense (ahora de la mano del ambicioso proyecto de “Pepe” Sánchez) superponga sus compromisos con las emisiones, en verano, de las jornadas de midget.

Sin que tenga mucho que ver, pero “se roza”, que el básquetbol de primer nivel se escuchase o no, por radio, ha sido algo parecido a lo que nos ocurrió, a nosotros, cuando conducíamos todas las noches, de lunes a viernes, de 21 a 24, “Relieve 1080” (del ‘84 al ’89) por los 1080 AM. Entonces, y lo hemos recordado hace poco en este mismo blog, nos interrumpía de continuo la “locura de los números”, que le faltaba el respeto invariablemente a los invitados del programa (también a nosotros, obvio) con los cortes para repetir lo que ya sabían los seguidores del azar de cada noche.

Ahora, en la radio de Emilio Turcumán, acaso la mejor posicionada de la ciudad, Vita “subirá el volumen” cada vez que juegue, aquí o afuera, Bahía Blanca Estudiantes. No se sabe aún, al menos oficialmente, quién lo acompañará en los comentarios. Pero la buena noticia es que Diego hará los relatos, con su particular estilo. Nos alegra, por cierto, porque es una figura digna de ser escuchada.

Una buena y otra muy mala: la TV pública alterna lo que es interesante para ver y aquello que, por mucho que se quiera, es todo lo contrario. La primera, es “el juego del Bicentenario”, preguntas y respuestas, con la conducción de Juan Alberto Badía. La otra, es “6, 7, 8”, el “periodístico” que el Canal 7 de Buenos Aires emite, entre risas y críticas de sus panelistas, con una tendencia que desmiente, desde el otro lado, el acierto de la nueva ley de medios. ¿Por qué tiene que ser así?. Imposible encontrarle al tema una respuesta adecuada. Es lo que hay…

No hay comentarios: