miércoles, 14 de julio de 2010

BUENO… Y NO TANTO


Una buena. Escuchando, muy circunstancialmente es cierto, “Sala de prensa” (Continental Bahía Blanca; lunes a viernes, de 17 a 18) recordamos que hay, en la ciudad, algún representante de prensa del gobierno provincial. No es de ahora que existe esa “delegación”. Si es, desde siempre, que brilla por su ausencia (¿de qué otra manera podría lucir?), porque hasta lo que uno sabe no informa a nadie (o casi). Algo de eso decían en el programa… y buena razón tenían al expresarse.

No tan buena. En el mismo programa, hablando de cuestiones ambientales, imposible entender qué era lo que querían decir. Tal la mezcla que, aún cuando en rigor estuvieran acertados (y algún testimonio pusieron al aire), no alcanzamos a comprender cuál era la crítica y cuál la parte positiva. Es que cuando se mezclan los roles, es imposible sacar una buena conclusión. Se es periodista; o se es ambientalista; o se trabaja en una ONG: cada cosa a su turno. Si todo se pone en una “batidora”, el resultado no es bueno. ¿Sí?.

Malo. Puede ser que el espectro televisivo local esté acrecentándose o a punto que eso ocurra. Hay alguien, eso sí, que pretende –desde su invariable mala educación por un lado; de su pretendido “protagonismo” por otro– que otros sepan y comenten aquello que un eventual medio no divulga, ni siquiera por algún rol afín a la comunicación. Alguien da por entendido que desde el lunes (19) habrá un nuevo “boom” en pantalla chica. Si evade ciertas chaturas que suelen estar a la vista, puede ser que eso sea cierto. Ojalá…

Entre bueno y malo. Este martes (13) “soportamos” la defensa intolerante que a favor del polémico tema del “matrimonio gay” hacía María Rachid, por C5N. Enfrente, en un diálogo de más de una hora, estuvo, con toda su paciencia, el diputado Alfredo Olmedo. Como suele ocurrir, escuchar las atinadas reflexiones del legislador salteño suponía “aguantar” la “democrática” postura de la otra parte. Realmente, la antítesis de lo deseable.

FOTO

Alfredo Olmedo, diputado nacional por Salta: ¡toda la paciencia!.

No hay comentarios: