sábado, 3 de abril de 2010

CHIMENTOS CALIENTES Y PICANTES COMO COMIDA MEJICANA

EN LA TELE: UNA MODA INEXPLICABLE

Desde hace un tiempo los conductores de los noticieros de la tele de la Capital Federal (tanto los de las señales de cable como los de los canales de aire) inauguraron la costumbre de realizar el primer bloque “de parados”, aunque nadie se explique bien el por qué salvo que sea para lucir la ropa que logran por canjes publicitarios.

No sólo eso si no que pareciera que los noticieros no pudieran comenzar si, previamente, no hacen chistes; desgranan chascarrillos; y chichonean entre sí (mucho más si la pareja de informadores está compuesta por un hombre y una mujer).

Tal vez, y posiblemente, acá sí encontremos una razón. Es que las noticias que van a dar son tan negativas en nuestro país, que una manera de equilibrar los tantos sea con estas monigotadas fuera de lugar.

Lo peor es que la moda -tal cual y sin modificar nada- se trasladó a los informativos de aire de nuestra ciudad. Un primer bloque “de parados” y luego los consabidos chistes tontos que, a veces, sólo son entendidos por los conductores. Sobre todo, porque aluden a situaciones particulares (las más); e “hinchismos” deportivos (en otros casos), que muy poco tienen que ver con el interés general de la gente (y además son muy forzados, en su mayoría).

No pocos televidentes estarán extrañando a aquellos sobrios conductores informativos de los primeros tiempos de la tele: Horacio Percio, José Román Cachero, Dimas J. Pettineroli o el "Gigi" Gratás, por citar algunos.

UN ÉXODO QUE NO ES EL JUJEÑO

El año pasado fue "Del Dicho... al hecho" el programa que se bajó del multimedios de la primera cuadra de la calle Saavedra. Saavedra 39 para ser más precisos. El 30 de septiembre Carlos Guardiola y Cristina Garbiero se despidieron de la audiencia de La Red (ahora FM 106.3) y no completaron un ciclo que, en los dos años anteriores, se había emitido hasta el 31 de diciembre.

Algo similar ocurrió con el periodista Leandro Fernández Suñer que también tenía un programa por La Red ("Una buena razón", lunes a viernes de 17 a 18) y que, sin mayores "razones", desembarcó antes de tiempo.

Como si hubiera un embrujo siguieron Marta Rodríguez y Adriana González, conductoras del programa "Juntas pero no revueltas" (lunes a viernes, de 18 a 19) que también se emitía por La Red y que dejaron el aire de un día para el otro.

Ahora, y en Mitre (FM 100.3) otra de las radios del multimedios, Enrique Iommi puso fin a su programa "Nada Personal" que se emitía de lunes a viernes de 17 a 20, y que había comenzado el ¡15 de marzo! y que sólo estuvo en el aire un par de semanas.

Suponemos que Marcelo Wlschñevsky, titular de las 6 señales que funcionan en el tercer piso de Saavedra 39, debe de estar muy preocupado por esta sangría de ciclos que no alcanzan a tener continuidad ni hacer pie. ¿Tendrá que revisar algunos protocolos de contratación?. ¿O deberá prestar más atención a cosas que ocurren en las emisoras que maneja?.

MUERTO EL REY, VIVA EL REY

Para quienes conocen las internas de las radios locales no es un secreto la enemistad manifiesta entre el movilero “Quique” Iommi y el periodista y conductor de "Otro día", Jorge Palacios, por estos días con una condena a 5 años de prisión por el delito de extorsión.

El programa se emite de lunes a viernes, de 17 a 20, por el aire de Universal (FM 95.5).

Quique había sido el movilero de Jorge hasta que el conductor, cansado por algunas actitudes, habría solicitado que lo desvinculen de su programa, cosa que ocurrió.

Desde ese momento, el movilero tocó algunas puertas intentando ser contratado para desarrollar, en radio, un programa periodístico que debía ser emitido -sí o sí- de lunes a viernes, de 17 a 20, para competir contra el "Gordo" como muchos le dicen a Palacios.

Lo cierto es que el traspié judicial de Palacios obligó a la dirección de Universal a mover la estantería para reemplazarlo. Y el elegido, vaya casualidad, fue “Quique” Iommi.

1 comentario:

OrejaPerdida dijo...

De acuerdo en todo. Principalmente con respecto al noticero de Canal 9 con su primer bloque de "dorapa" y los chistes internos y los que hacen referencia a los equipos de futbol que cada conductor por desgracia han elegido. No se si se extraña a Cachero o al mismo ahora ex concejal Martinez con su biblioteca de cartón pintado como fondo de aquellos años. Lo extraño es que en estos años y con "profesionales" del Martín Fierro y de la Universidad de la Plata no se logre una mejor presentacion y producción de la noticia al aire, sea radial o televisiva. Hoy por hoy no se pueden escudar de falta de técnología o de haber aprendido una profesión a prueba y error y sin "libros". No hay excusas. Hay desidia, hay desinterés por darle un corte profesional a un trabajo que como lo están haciendo, le quita seriedad y tiende a ser considerado que es una labor para gente meramente divertida. Gracias por su tiempo