sábado, 1 de mayo de 2010

DE AQUÍ... Y DE ALLÁ


“Otra vez juntos” es un imperdible de los sábados. También, el 1 de mayo, Día del Trabajo, una festividad muy venida a menos con el paso de las décadas, pero aún así vigente. En el mes de los 80 de la radio, Néstor Matoso no olvidó hacer una evocación de “voces” notorias (¿qué otra cosa podría resaltarse?). Y trajo, para eso, la de Dardo Omar Morantes, legendario locutor de los 840, en los lejanos tiempos de Olimpia Deportiva, la audición símbolo, que precedió a “Radiovisión deportiva”. Merecido reconocimiento.

No menos acertada, pero desde otro ángulo, fue la cita sobre el “Maestro Ciruela”, el “sabelotodo que no sabe nada”, según Néstor. Y como siempre hay algo que no tiene nada que ver, pero enseña, nos enteramos de “Siruela”, pueblito cercano a Badajoz, en la Extremadura de la Madre Patria. Ahora, el estimado conductor (como nosotros) no puede disimular que los años pasan, ¿verdad?, en el buen sentido. Porque, ¿qué dirían los chicos de hoy, escuchándolo?. ¡Muy bueno, como siempre, Néstor!. Tanto como hacer “girar” (otra antigüedad) los temas de Nino Bravo.

Y en tren de nostalgias, escuchamos a “El Veco”, oriental él, como Víctor Hugo (Morales, ¡claro!; o creía que pensábamos en otro). Estuvo en la tarde de este sábado (1) en “Tirando paredes”, con Román Iutch, por Continental Bahía (103.9 FM). El programa es muy bueno, por un conductor que deja hablar (no como algunos de acá, a los que sólo puede contestársele “sí” o “no”, porque lo dicen todo ellos); y por los entrevistados, que suelen ser un lujo. Libro abierto, pero radial, el veterano periodista relató cómo llegó a “El Gráfico”, gracias al legendario “Borocotó”. ¡Espectacular!. Como para seguir disfrutándolo toda la tarde. Y claro, después hay quien nos dice por qué tantas apelaciones a aquello que “viene desde afuera”.

A propósito: hay quien supone que puede imponernos qué hacer con nuestra columna. Le molestan, al “quejoso”, las completas reseñas semanales sobre “Del dicho… al hecho” (Continental Bahía, lunes a viernes, de 18 a 19, con Carlos Guardiola y Cristina Garbiero). No le quedó claro, todavía, lo que bien explicamos, semanas atrás. En fin…

Noche de viernes (30), pasando al sábado (1). Señal de América, con “Animales sueltos” y Alejandro Fantino. Un invitado “de lujo”: Carlos Andrés Calvo. Con “Carlín”, se lucieron todos: el conductor, el protagonista, los invitados. Hubo no pocas lágrimas, porque la ocasión lo permitió. Y hubo, también, un final a toda orquesta, con el obsequio del “Diego” (no hace falta decir más), la camiseta “10” de Boca con su mensaje y su firma. ¡Redondito!, sin ningún desperdicio, como debe ser. Allí sí que no importa la escenografía. Todo lo hace la entrevista, mechada con testimonios que nublan la vista. ¡Buenísimo, sí!.

FOTO

Alejandro Fantino: buen conductor para un buen programa.

No hay comentarios: