lunes, 7 de junio de 2010

EN EL DÍA DEL PERIODISTA, BREITENSTEIN DESTACÓ EL COMPROMISO Y LA VOCACIÓN DE LOS TRABAJADORES DE LA PRENSA


Recordó una frase del norteamericano Walter Williams: “nadie debe escribir como periodista lo que no pueda decir como caballero”.

Con motivo de celebrarse en el país el Día del Periodista, el intendente municipal, doctor Cristian Breitenstein, compartió, en la mañana de este lunes (7), un desayuno de trabajo con trabajadores de diferentes medios de comunicación de Bahía Blanca.

En la oportunidad, el jefe comunal agradeció a los periodistas que “con gran compromiso y vocación acompañan el acontecer cotidiano, manteniendo informada a toda una comunidad”.

En su mensaje, Breitenstein leyó un párrafo del discurso de Ezequiel P. Paz, director y editor del “La Prensa” de Buenos Aires, pronunciado el 18 de octubre de 1925: “la ética del periodista invita a informar con exactitud y con verdad; no omitir nada de lo que el público tenga derecho a conocer; usar siempre la forma impersonal y culta sin perjuicio de la severidad y de la fuerza del pensamiento crítico; desechar los rumores, los ‘se dice’ o ‘se asegura’ para afirmar únicamente aquello de que se tenga convicción afianzada por pruebas y documentos; considerar que es preferible la carencia de una noticia a su publicación errónea o injustificada; cuidar de que en las informaciones no se deslice la intención personal del que la redacta, porque ello equivaldría a comentar, y el reportero o cronista no debe invadir lo reservado a otras secciones del diario; recordar antes de escribir cuán poderoso es el instrumento de difusión de que se dispone, y que el daño causado al funcionario o al particular por la falsa imputación no se repara nunca totalmente con la aclaración o rectificación caballerescamente concedida; guardar altura y serenidad en la polémica y no afirmar nada que hayamos de tener que borrar al día siguiente, y por último, inscribir con letras de oro en lugar preferente, y bien a la vista, sobre las mesas de trabajo, las palabras de Walter Williams, insigne hombre de prensa norteamericano: nadie debe escribir como periodista lo que no pueda decir como caballero”.

El texto fue adoptado como su código por los delegados al Primer Congreso Panamericano de Periodistas (año 1926) y afirmado como su credo por la Sociedad Interamericana de Prensa en su Sexta Asamblea General (año 1950).

No hay comentarios: