viernes, 31 de julio de 2009

ADIÓS A ARMONÍA

Símbolo de la radio que fue, Armonía Pérez Palmer acalló su voz este pasado domingo (26). Sin embargo, para quienes la conocieron y la trataron, estará viva en el recuerdo, con su mensaje cotidiano, que prolongó mucho más allá de su labor profesional como locutora por excelencia a través de más de tres décadas.

Cada acontecimiento de “su” radio, que fue LU2 (pero sin olvidar a la LU7 de sus comienzos), devolvió su delicado decir, porque siempre estuvo presente. Como lo estaba, en la charla amena con quienes, aún sin ser sus compañeros en el estudio de la radio, lo fueron en el conocimiento que ella tuvo de cada uno de los que ejercieron, por los mismos tiempos, el oficio de la comunicación en todas sus variantes.

Defensora a ultranza de las buenas costumbres, siempre tuvo un momento para la evocación cálida y respetuosa; pero no por eso exenta de la crítica que propiciaba la oportunidad de un mañana mejor.

Armonía Pérez González, tal su nombre, se fue a gozar del premio que su fe le aseguraba en otra vida. Hubiéramos querido despedirla con palabras tan elocuentes como las que usó Ricardo Aure para decirle su adiós. Las que se merecía.

No hay comentarios: