martes, 11 de enero de 2011

CRONICA DE BAHÍA: ¿APUESTA FUERTE?

El verano, si bien establece pausas, motoriza proyectos a futuro, para la temporada alta, fechada para marzo, aunque con perceptibles adelantos, porque ya nada parece definitivo en la grilla de los medios.

Buena parte de ellos, hacen aprontes para anticiparse a los demás. Fundamentalmente, por la incidencia que, andando los meses, tendrá la vigencia plena de la nueva ley, junto a sus alcances.

Si bien la gráfica escapa de algunas de las nuevas alternativas, meses después de su aparición por aquí, como una especie de suplemento de la edición metropolitana, “Crónica de Bahía” que no alcanzó ni por asomo la repercusión deseable, intentaría repechar la dura cuesta (la ciudad no ha sido nunca potable para nuevos emprendimientos periodísticos en papel) de cara a lo que se viene.

A nadie puede escapar que como todo intento periodístico con trasfondo político, el 2011 puede marcar un punto de inflexión para ese medio gráfico. Algún trascendido indicaría que se “redoblaría la apuesta”. ¿Cómo?. Duplicando el número de páginas que de 8 pasarían a ser 16. ¿Mucho no?. Nunca lo será tanto si se trata de aproximarse, de alguna manera, al contenido del diario local que, sin mayores innovaciones y casi como un “clisé” de otros tiempos, lo único que cambia cíclicamente es su precio de tapa.

Algún “exceso” verbal, si se quiere, respecto de lo que haría “Crónica”, estaría trasuntando la idea de incorporar suplementos. En una de esas, si no son al estilo de aquellos que repite el matutino más que centenario (casi sólo cambiándoles la fecha de edición), podría resultar algo atractivo, si se encaran con algún criterio innovador.

Los que saben (o dicen entender) ubican en poco más de 18 personas el staff del “nuevo” diario. Entre ellos, Filipone y Iommi en política; el propio “Quique” en po0liciales; Linares y Martirena, en los temas de la ciudad; Vlem en espectáculos
Y Grecco, Alvarez y Delgado en aquello que algunos consideran el “fuerte” de cada entrega: el deporte. Todos, apuntan algunas fuentes, están bajo la atenta mirada de Emilio Turcumán, bien es cierto que no se le reconoce, para nada, identidad con el periodismo gráfico.

¿Cuál es el futuro?. Imposible aventurarlo, porque la cosa se pondrá más difícil andando el año electoral.

No hay comentarios: