lunes, 18 de mayo de 2009

CINCUENTA Y DOS AÑOS DESPUÉS, CON LA MISMA PASIÓN

Están muy trastocadas todas las cosas, cualesquiera sean sus renglones. Entonces, hay quienes dicen acreditar años en sus profesiones, y se consideran, entonces, en condiciones de llegar a ser concejales de su ciudad.

Más valido sería que en su caracter de ciudadanos, aspiren a representar a sus pares, los vecinos, en el cuerpo deliberativo del “Pago Chico”. Pero no; procuran (últimamente no pocos se alaban recíprocamente, entre unos y otros) para llegar a su objetivo (¿cómo; qué?).

Hace unos días, el 15 de este mes, se cumplieron ¡52 años! de la publicación de nuestra primera columna personal en el diario local. No se firmaban los comentarios, por entonces, pero el título “Detrás del home” (espacio dedicado a la difusión del softbol), lo seguimos por años con nuestras opiniones, esencialmente críticas, además.

Hace pocas horas, este domingo (17), el período de actividad llegó a 48 años en el ejercicio del periodismo en general, pues en una fecha como la citada, pero en el ’61, accedimos a la redacción del matutino. Hicimos, por entonces, crónica universitaria; municipales; espectáculos; y, finalmente, regionales, alternando todo eso con la función de editor de páginas y también jefe de cierre, con la responsabilidad que eso supone.

Ya ejerciendo el periodismo en forma independiente, hicimos gráfica, radio y televisión, a través de los años, muchos de ellos en la zona sur de la provincia, pero también en Chubut y Neuquén.

Si de nuestro emprendimiento actual, la “revista de café”, contabilizamos ya 190 ediciones, cabría suponer que está todo dicho.

Además, ejercimos la función pública, con no poca notoriedad, sí, ¿por qué ocultarlo?. Porque aún desde despachos oficiales, a puerta abierta, siempre dijimos lo que creímos que había que decir, en cada momento, ajustándonos a la realidad de los tiempos. Eso sí, nunca privilegiamos el interés personal en los temas que debíamos abordar.

Es por eso, quizás, que no gozamos de la complacencia que otros disfrutaron. Si hoy en día se reconoce a quien hizo la edición 1 del año 1 a algún periodista gráfico; o se distingue a quien cumple un primer ciclo de un programa de radio; o se declaran “de interés” (desde lo oficial) a experiencias de todo tipo, ¿qué no merecerían 52 años en la actividad periodística?.

Pero aún así, ni nos postulamos para legisladores; ni buscamos un premio. Seguimos haciendo, con sincera lealtad a los mejores principios, los que abrazamos con pasión más de medio siglo atrás.

No hay comentarios: