sábado, 30 de enero de 2010

VISTO, OÍDO Y LEÍDO

¡Claro que la unión hace la fuerza!, estimado Néstor. Y el recuerdo de aquella positiva fusión entre el Bahiense Juniors que supo hacer historia (y en el que jugó nada menos que Juan Carlos Boly, un eximio jugador de básquet, justo en la “capital nacional” del deporte de los cestos) y el más pequeño Deportivo Norte (al que teníamos, patio de por medio, junto a lo que fue nuestra casa, por algún tiempo, allá por los ’60), nos habla de la importancia y trascendencia de ciertos actos dirigenciales. Aquel, que generó a Bahiense del Norte, cobijando nuevos sueños en Salta 28, lo fue, ciertamente. Y merece, por eso, la evocación de “Otra vez juntos” (sábado, de 18 a 20, en 840 AM).

El programa, versión 2010, aparece renovado, manteniendo su estilo, en el año de los ’80 de la radio líder. No sólo es un clásico (que sorteará los avatares a los que obliga la emisión de otro clásico, como lo es Olimpo, jugando en la Primera B Nacional camino del ascenso), sino que aviva nostalgias de los tiempos que se fueron. Siempre, con la mejor conducción; los mejores libretos; y la excelencia en la semanal “celebración de la vida”. ¿Hará falta decir, acaso, que nos trae al presente, a quienes estamos mucho más cerca de los ’70 que de los ’60, todos los recuerdos?. ¡Gracias!, otra vez.

No nos recuerdan, porque sólo lo repiten. Cuando la placidez de un sábado invitaría a otra cosa, después del meridiano, se conjugan dos producciones que sólo son “más de lo mismo”: van a las 13, por una hora, en la pantalla chica de la TV abierta local. Uno es “De shopping”; otro, “Toda la gente”. ¡A ponerse las pilas, por favor!.

Tarde rigurosa en plena semana. El punto de referencia, la estación del ferrocarril. Allí estuvo el móvil de los 840 AM. ¿Hay necesidad de modificar la realidad?. Porque no nos engañemos, la “sud” de lo que alguna vez fue el servicio de trenes, sigue dejando mucho, muchísimo, que desear. Desde su falta de operatividad y su lúgubre aspecto. ¿Por qué negarlo, entonces?.

Siempre se encuentra “algo bueno”, por poco que sea. Lo vimos en el diario, este sábado (30), en la sección de cartas y sugerencias. Bajo el título “Mamífero perverso”, lo firmó Mariel Estrada. Dijo lo justo, con una opinión que, seguramente, concitó muchas adhesiones.

1 comentario:

mariel dijo...

Le agradezco LUIS sus elogiosos conceptos. Sólo me limité a condenar a quienes se valen de estos indeseables para tener rating, privilegiando hazañas profesionales y minimizando el barro de sus miserias humanas. Cada vez que tropiezo con el "célebre" Bambino VEIRA conduciendo un programa deportivo,
recuerdo los 5 años de condena. efectiva que debió cumplir hace años por violación de un menor (hecho comprobado). Triste pueblo el que practica la indiferencia o el olvido. Mariel.