sábado, 7 de noviembre de 2009

POLOS OPUESTOS




No está de más, de vez en cuando, volver sobre lo ya expresado, y eso “cae”, tanto para citar algo que es bueno, y continúa siendo así, aunque transcurran los tiempos, como para aquello que está mal, y que no mejora, aunque también transcurran los días, las semanas, los meses y los años.

Hay un producto que se ha ganado un lugar, y no sólo entre los nostálgicos, a quienes satisface la evocación de hechos y costumbres del pasado, incluyendo estampas y figuras la vida de épocas remotas, sino en la audiencia en general, gustosa de escuchar buena música de décadas anteriores, matizada con recuerdos traídos con la mejor y más amena forma de decir.

“Otra vez juntos”, sabemos, es una propuesta para pasar un buen momento (son dos horas, los sábados, en los 840 AM, con las variantes motivadas por la presencia del fútbol, con Olimpo generalmente, en la emisora). También encierra, algo de un “volver a vivir”, para su creador y conductor. Néstor Matoso es la voz que, retornando de su exitosa trayectoria (allá por los 60 y los 70), le pone su sello, a esos 120 minutos de recuerdos. Y que, con la modestia (o la humildad), que distingue a los grandes, reconoce que, de alguna manera, está inspirado en aquello que alguna vez, con notorio éxito, hizo Raúl Martí. A los memoriosos les será fácil identificar a “según pasan los años”, ¿sí?). A Néstor, que “despunta el vicio” del micrófono no hace falta calificarlo. Vigente, sin duda, no por nada se lo convoca cuando de repasar la historia de la radio local se trata.

Lo que no puede “bancarse”, porque hablamos de los dos extremos al principio, es que, en ésta época, persista la costumbre del matutino local respecto de su edición digital. ¿A qué nos referimos?. A la imposibilidad de acceder a sus temas, al menos aquí en la ciudad (no sabemos qué ocurre a visitantes que lo hacen desde otros ámbitos fuera de Bahía Blanca).

Eso ocurre, cotidianamente, porque está vedado el ingreso al desarrollo de sus artículos, salvo excepciones. Eso es sólo factible en horas de la tarde. Al parecer, recién entonces, se “libera” la entrada a sus informaciones o comentarios. A quienes impiden leer sus ediciones en Internet, porque exigen una suscripción paga a sus contenidos. No lo es el caso del centenario diario de la ciudad (¿…?).

Por la fecha, que recordamos porque -en buena medida- nos iniciamos en la rama deportiva del periodismo, hace ya muchísimos años, una breve acotación. El 7 de noviembre es el día del periodista deportivo.

Ejemplificamos en la figura de don Quinto Astaolfi a aquellos que, en lejanas épocas, lo ejercieron con verdadera pasión. Porque sentían el deporte, además; no sólo el oficio de informarlo o comentarlo. Andando los años, se perdió la costumbre de celebrar esa fecha. Otras urgencias, propias de los tiempos, que no se detienen, cambió también ese hábito. Una lástima...

FOTO

Néstor Raúl Matoso y su “homenaje a los buenos viejos tiempos”. “Otra vez juntos”, lo es, sin duda.

1 comentario:

mariel dijo...

Tuve el privilegio de ser compañera en mi prolongado paso por la CULTURA INGLESA de esa excelente persona que es NÉSTOR MATOSO, aventajado alumno en la nostalgiosa década del 60, junto a otro grande como fue HÉCTOR LIBERTELLA. Ya despuntaba en NÉSTOR su arrolladora simpatía, su humildad y el positivismo que ponía en cada cosa. Para mí, fue - sin duda - el Conductor por antonomasia en la radio, tarea que hoy en día desmerecen en su mayoría los "cuasi analfabetos" que pululan en medios bizarros.Celebro haber conocido a NÉSTOR en sus mocedades y que aún hoy - al cruzarnos por la calle, podamos confundirnos en un abrazo.
Mariel Estrada-