sábado, 7 de enero de 2012

GLORIA CARRÁ: "ES MÁS DIFÍCIL HACER REIR QUE LLORAR"


La actriz Gloria Carrá, que el miércoles próximo (11) estrenará “En el cuarto de al lado”, la comedia que protagoniza junto a su marido Luciano Cáceres, sobre un médico que intenta curar la histeria femenina en pleno siglo XIX, afirmó que fue descubriendo que en su profesión “es más difícil hacer reír que hacer llorar a los espectadores”.

Niña prodigio de la televisión, Gloria Carrá dio sus primeros pasos como actriz en la recordada ficción "Señorita Maestra" y, después de tres décadas de encarnar personajes tan diversos como memorables, se prepara para su primer protagónico sobre la avenida Corrientes.

Así, bajo la dirección de Helena Tritek, y acompañados por Esteban Meloni, Victoria Almeida y Gipsy Bonafina, Carrá interpretará en la sala porteña del Apolo a Catherine, la mujer de un afamado ginecólogo que, en el seno de la sociedad victoriana, intentará curar la histeria femenina a ofreciendo a las mujeres un extraño vibrador.

En ese contexto, su esposa escucha desde la habitación contigua cómo su marido trata a muchas mujeres con este mecanismo, estimulando pensamientos y sentimientos largamente dormidos en la rígida estructura social de la época y en su propio matrimonio.

“Esta es la historia de un médico que inventa un afamado vibrador por el que ella siente una curiosidad irrefrenable, ya que él le tiene prohibido ver qué es lo que hay en ese cuarto, pero ve que las mujeres salen rozagantes de ahí adentro”, comentó Carrá a Télam.

La intérprete que brilló con el papel de “La conchuda” en la serie “Para vestir santos”, encabezada por Griselda Siciliani, Celeste Cid y Gabriela Toscano, destacó el carácter de "En el cuarto de al lado".

“Más allá del humor -agregó- se trata de una comedia romántica que también es profunda, porque mi personaje acaba de tener un bebé que no puede amamantar, está todo el tiempo intentando que su marido le preste atención para dejar de ser un adorno en su casa y, como si fuera poco, está enamorada de uno de los pacientes que visitan a su esposo”.

La obra, estrenada en Broadway en 2009, fue un éxito rotundo que consolidó la reputación de su autora, Sarah Ruhl, como una de las escritoras contemporáneas más renombrada de Estados Unidos.

Precisamente, en relación al texto, la directora Tritek indicó que “durante siglos, las religiones reprimieron el placer y el atractivo de esta obra es cómo logra revelar los secretos del mundo íntimo de la mujer en tono de comedia”.

Al respecto, la actriz que saltó a la fama con su papel de “Evelyn” en “La banda del Golden Rocket” (1991), la comedia juvenil devenida en semillero de grandes figuras, remarcó que si bien disfruta de hacer trabajos dramáticos, las últimas propuestas estuvieron “más vinculadas al humor”.

-¿Es difícil como actriz conmover desde ese lugar? -No, en una comedia es perfectamente posible conmover si está bien contada la puesta, si desde el director se hace algo interesante con el humor. Porque hay escenas que son muy tristes sin la necesidad de ser solemnes, porque la realidad es que hay momentos tristes donde, en medo de lo dramático, puede aparecer el humor. Muchas veces nos encontramos en situaciones así.

De hecho, "Para vestir santos", la tira de Pol-ka que recibió nueve premios Martín Fierro (incluyendo el de Oro), giraba en torno al modo que encontraban las hermanas San Juan de sacar su trágica vida adelante, acompañada con algunos musicales interpretados por las protagonistas.

Al respecto, luego de una experiencia tan pródiga, donde todos los personajes se permitieron jugar con su profesión hasta los límites, Carrá seguirá apostando a desafiarse como artista.

“A mi me gustan todos los formatos, me encantaría hacer más cine que es un lugar en el que no trabajé mucho, me gusta la tele, el teatro pero mi gran apuesta de este año será un espectáculo musical de canciones dirigido por Javier Daulte con Antonio Birabent”, adelantó.

Y concluyó: “Siempre me gustó cantar, lo hago desde chica, pero siempre tuve vergüenza de mostrarlo. Y bueno, ahora me animé a hacerlo, porque la vida pasa y la realidad es que, no somos tan importantes como nos creemos así que si sale mal, ¿cuál es el problema?”.

No hay comentarios: